Busqueda

Búsqueda personalizada

sábado, 9 de junio de 2018



Carta abierta a Julisa Milagros “la nueva codiciada”.

Antes que nada, quiero decirte que lamentablemente luego de 4 meses intentando un chiste que se suponía debió ser un éxito, no resulto como lo deseabas. Por tal motivo creo que deberías replantearte bien eso de ser comediante.
Por otro lado, luego de analizarlo en profundidad me hizo sentir muy orgulloso de mis raíces, debo decir que, como venezolano muy apasionado por la historia de mi nación, puedo decir con orgullo que cuando recibimos a los extranjeros lo hicimos con mucho cariño, fuimos tierra de refugio para todos los países que escapaban de las dictaduras más brutales del mundo y sobretodo de américa latina, incluyendo al Perú.
Ver la xenofobia con que son tratados mis compatriotas en el extranjero, me hace sentir orgulloso de saber que cuando abrimos las puertas de nuestra hermosa nación, lo hicimos sin humillar, criticar, y mucho menos de burlarnos de los que llegaban; todo lo contrario, somos famosos por el cariño y la calidez y por esa razón esos extranjeros se convirtieron en venezolanos, tanto así que no quisieron regresar a sus naciones nunca más.
Estoy orgulloso de mi gente que se comportó a la altura de las circunstancias en el momento que los demás lo necesitaron.
También comprendo que en muchos países se sienten desplazados porque los venezolanos llegan queriendo trabajar, sin faltar a sus trabajos, dando gracias, siendo cortés y educados, siendo “serviciales”, sé que asumen erróneamente que el venezolano le está quitando trabajo y me detengo a pensar, ¿Cómo una persona que recorrió miles de kilómetros, con hambre, sin suficiente dinero en el bolsillo, sin conocer a nadie en un país nuevo, donde empieza desde cero y sin tener donde llegar; como esta persona representa una amenaza para alguien que tiene toda una vida en un país y que posee miles de ventajas por encima?, bueno la repuesta es obvia.
También quiero agradecer por dejar en claro que somos reconocidos por ser serviciales, educados, calificados y sobre todo humanos.
Te escribo venezolano para agradecerte porque tu “chiste” me hizo sentir muy orgulloso de mis compatriotas, de nuestra nobleza. Como peruano solo puedo decirte que eres un trágico 10% del Perú, eres solo un error, una falla de la sociedad por A o B, que ni intentare analizarlo. Aclaro que también soy peruano, aunque nací en Venezuela, también tengo la nacionalidad peruana ya que mi padre llego a mi noble tierra hace más de 40 años y agradezco a mis compatriotas como lo recibieron y que nunca tuvo que soportar este tipo de “chistes”.
Quizás en estos próximos 4 meses intentes un nuevo chiste sobre los campos de concentraciones y el exterminio judío. Es una idea, puede ser que te salga mejor, éxitos, aunque la verdad creo que después de esto no seas para nada codiciada.

jueves, 16 de noviembre de 2017


Donativos

Patrocinantes